Extraña actitud del Ministro de Hacienda frente a la sostenibilidad fiscal.

Gobierno cedió a pretensiones de la oposición y se le fueron las luces con la Ley de Víctimas

“Varios goles le metieron  y  otros autogoles permitió el Gobierno Nacional durante la discusión de la Ley de víctimas. Al gobierno se le fueron las luces en varios temas críticos”, dijo Miguel Gómez Martínez refiriéndose a la aprobación en primer debate del proyecto de ley.

“No es posible -explicó el representante- que no se haya defendido un  tema tan sensible como el la sostenibilidad fiscal con lo que se evidencia que al gobierno le interesa es sacar la ley adelante sin medir las consecuencias presupuestales que tendremos hacia el futuro”.

“Yo debería saberlo y no se cual es el costo fiscal que tendrá la aplicación de la ley de víctimas, no tenemos respuesta del Gobierno, ni claridad de dónde saldrá la plata; hoy por hoy no he podido saber cual es el monto estimado”, comentó el representante. ¿Cuánto le costará al contribuyente estas indemnizaciones? ¿Con qué dinero se indemnizará a los desplazados si su tierra ya tiene un propietario que es capaz de probar su buena fe exenta de culpa?

Insiste el Representante- Gómez Martínez- en que otro autogol y el más preocupante tiene que ver con los topes de indemnización. “¿Dónde queda la responsabilidad fiscal que se está discutiendo en el Senado, si los propios liberales intentaron hundir este proyecto en la comisión primera de la cámara alta? No se puede otorgar una libre indemnización cuando no se tienen los medios económicos para hacerlo.

Llama la atención que ante estos temas de trascendencia nacional, el Gobierno no haya dado una sola pelea y ceda en lo que debió ser más cuidadoso. La Ley que se está aprobando en la Comisión Primera es totalmente diferente a la presentada por la supuesta Unidad Nacional, reconoció el congresista y vocero de la U.

“Fui derrotado una y otra vez cuando propuse el límite al monto en la indemnización. Como quedó la ley se puede acudir a la justicia sin límite e incluso recurrir a la justicia internacional. Las víctimas pueden pedirlo todo y sin límites económicos”, explicó.

La ley de víctimas no tiene una sóla disposición en la que se diga que la guerrilla es el mayor victimario del país, en cambio si pretenden amordazar el ejercicio de la autoridad en Colombia, aseguró Miguel Gómez Martínez.

“Si el gobierno se deja meter el gol olímpico, la mamá del Mono Jojoy podría iniciar la reclamación  de su indemnización apoyada en la ley de víctimas”, argumentó Miguel Gómez Martínez.

“Hay incoherencia en el Gobierno Nacional. Me extraña que luego de escuchar al Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverri, defender en todos los temas la austeridad fiscal, termine avalando otro texto de ley que va en contravía”, afirmó el representante.

Una ley de reparación que no consulta la verdadera capacidad fiscal del Estado generará más frustraciones en las víctimas que ya han sufrido suficiente”, concluyó Gómez.

El proyecto pasará a discusión de la plenaria de la Cámara antes de concluir la presente legislatura.