Por Daniel Lopera, practicante Congreso Visible y el grupo de voluntarios de Congreso Visible

 

 

Con los siguientes cuadros encontrará información sobre la situación en que se encuentran distintos Parlamentos o Congresos del mundo, en tiempos donde la actual emergencia sanitaria producida por el Covid-19 les ha obligado a tomar distintas medidas, unas más contundentes que otras, para afrontar la situación y seguir legislando y ejerciendo control político a los respectivos poderes ejecutivos.

 

El primer cuadro muestra los países más representativos a nivel mundial y las distintas soluciones o medidas que han sido adoptadas por sus parlamentos para afrontar los efectos producidos por la actual pandemia. Mientras que en el segundo, se muestran los diez países más representativos de América Latina. La finalidad de estos cuadros es mostrar las plataformas que han sido usadas y los avances que han presentado los países en el camino hacia lograr la virtualidad de la sesiones parlamentarias, junto con los temas que se están abordando y priorizando en medio de la crisis económica y de salud pública.

 

América Latina

Con esta información se puede observar  que la plataformas virtuales de mayor preferencia por los parlamentos han sido; “Zoom”, “Webex” y “Microsoft Teams”. Si bien estas plataformas no han solucionado del todo las dificultades de sesionar virtualmente en plenarias, si han sido un gran apoyo para las discusiones que se dan dentro de las comisiones. Algunos países han implementado otras plataformas como “Tixeo” (Francia) y algunos incluso han usado plataformas propias como es el caso de Brasil y Venezuela.  A esto se le añade, que una gran cantidad de países, todavía sesiona de manera presencial o semipresencial con un número de asistentes limitado, con representantes por partidos, o en recintos mucho más grandes para cumplir con todas las normas de distanciamiento social y tomar todas las medidas necesarias para evitar el contagio dentro de los recintos.

 

Los temas que se han tratado se relacionan directamente con la crisis económica y de salud pública producida por la Covid-19, por lo cual se han tomado decisiones presupuestales y económicas para solventar la crisis, junto con medidas de restricción social y de cuarentena para mitigar los efectos de la propagación del virus, así como de ayudas económicas y sociales para los sectores más vulnerables de cada país.

 

Los retos mayores que presentan la virtualidad de los parlamentos son la toma de la asistencia de los parlamentarios, para lograr el quórum, junto con las plataformas de votación y autentificación de las personas a la hora de votar, para así lograr legitimidad y transparencia del trámite legislativo. A esto se le añade la necesidad de que estas sesiones sean públicas y de conocimiento de los ciudadanos de cada país, con el fin de fomentar los principios de trasparencia y publicidad de la información legislativa.