Por Mateo Restrepo, monitor de investigación de Congreso Visible

 

Este artículo realiza un análisis de la circunscripción del Senado electo en el año 2018, haciendo aproximación preliminar a las votaciones de los partidos que obtuvieron curules en esa elección. Aquí se abordará la votación de 5 senadores que cumplen una característica común: su votación a nivel nacional estuvo altamente influenciada por ciertos nichos regionales. Es decir, que a pesar de aspirar por una curul que debe cumplir una función de representación a nivel nacional, fueron electos gracias a su votación en determinados departamentos. Este fenómeno no se reduce a los congresistas de uno u otro partido, ni a los integrantes de una u otra región. Por el contrario, parece ser un fenómeno mucho más extendido, dejando en evidencia una posible falencia en el diseño institucional mismo del Senado al permitir que el interés nacional se vea influenciado por el interés regional y departamental. Con tal idea en mente, las dos preguntas que busca contestar este artículo son las siguientes: ¿cuáles son los senadores que tienen su votación mayor concentrada a nivel nacional?, y, ¿afecta dicha votación el tipo de actividad legislativa que presentan?

 

Metodología

 

Para contestar a estas dos preguntas se utilizará un indicador que compara la distribución natural de los votos (expresada en el porcentaje de válidos de cada departamento) respecto a la votación obtenida por un determinado congresista (expresada en el porcentaje que ese departamento representa en su votación a nivel nacional). A partir de la diferencia en términos absolutos entre ambos indicadores a nivel nacional, y su posterior división entre 2 para respetar la escala de los números reales, se obtiene un indicador agregado que mide el porcentaje de votos que fueron concentrados. Con esto se quiere decir que un porcentaje de su votación no siguió la distribución natural de los votos: o bien porque obtuvo una votación más alta de la que era esperable, o bien porque obtuvo una votación más baja de la que debía.

 

Inciso A: comprendiendo el indicador

Para comprender meor el indicador de concentración se explicará su cálculo paso por paso con un ejemplo práctico. Supóngase que en el país Naranja hubo unas elecciones de alcance nacional donde los ciudadanos depositaron sus votos para elegir a sus representantes en el Congreso. Una vez todos los ciudadanos de Naranja votaron, el resultado final fue de 1000 votos válidos distribuidos a lo largo de todos los partidos y candidatos que se presentaron. Es decir, que el total de votos emitidos por todos los ciudadanos de Naranja sin importar a cuál partido o candidato iban dirigidos sumó 1000. Así, se dirá que el total de votos válidos en Naranja es de 1000.

No obstante, estos son los votos válidos a nivel nacional. Pero, ¿y a nivel territorial? Cada departamento de Naranja tiene una cantidad diferente de votos válidos que, sumados a los de los demás departamentos, suma 1000. Véase:

Departamento

Votos válidos

Departamento 1

450

Departamento 2

250

Departamento 3

200

Departamento 4

100

Total

1000

 

Así pues, cada departamento tiene un “peso” electoral distinto: el departamento 1 tiene muchos más votantes que el departamento 2 o el 3. Del mismo modo, el departamento que tiene menos votos es el 4, con lo que tiene un peso menor en esta contienda en tanto los votos que aporta son más bajos. O, dicho de otro modo, cada departamento de Naranja aporta un porcentaje distinto a los votos válidos. En este sentido, si se considera el porcentaje de votación de cada departamento, saldrá como:

 

Departamento

Votos válidos

Porcentaje

Departamento 1

450

45%

Departamento 2

250

25%

Departamento 3

200

20%

Departamento 4

100

10%

Total

1000

100%

 

 

Con ello, ya se ha identificado la distribución de los votos válidos en cada unidad territorial o departamento en Naranja, o dicho de otro modo, la distribución natural de los votos. Así, para calcular el indicador sólo se necesita comparar la votación de algún candidato en esta elección respecto a la distribución natural de los votos, y, a partir de ello, comprender en qué medida se asemeja o no a ella.

 

Tómese al candidato Juan. Juan obtuvo una votación total de 180 votos y, gracias a ella, resultó electo en estas elecciones. No obstante, al igual que la distribución de los votos válidos la votación de Juan también puede dividirse a nivel territorial por cada uno de los departamentos del país Naranja. Así, Juan obtuvo el siguiente resultado:

 

Departamento

Votos obtenidos

Departamento 1

90

Departamento 2

36

Departamento 3

36

Departamento 4

18

Total

180

 

 

Del mismo modo que los votos válidos, la votación de Juan tiene un peso diferenciado en las diferentes áreas territoriales de Naranja. Así, no todos los departamentos pesan igual en su votación total de 180 votos, sino que cada uno contribuye a esta de manera distinta. Véase:

 

Departamento

Votos válidos

Porcentaje aportado

Departamento 1

90

50%

Departamento 2

36

20%

Departamento 3

36

20%

Departamento 4

18

10%

Total

180

100%

 

 

Así, podría decirse que Juan tiene algunos departamentos en que obtiene una votación más o menos baja que el porcentaje de votos válidos que dicha zona representa. O, en otra formulación, que el porcentaje de votos que obtiene allí es mayor o menor al porcentaje de votos válidos que dicho departamento aporta al total nacional. Con ello, el último paso para calcular el indicador de concentración es realizar una resta entre el porcentaje de los votos válidos de cada departamento respecto al porcentaje de votación que dicho departamento representa para Juan. A continuación se muestra el resultado:

 

Departamento

% Juan

% válidos

Diferencia

Departamento 1

50%

45%

5%

Departamento 2

20%

25%

-5%

Departamento 3

20%

20%

0%

Departamento 4

10%

10%

0%

Total

100%

100%

0%

 

 

            Ahora bien, puede resultar complicado analizar que Juan obtuvo -5% de votos en el departamento 2 respecto a los válidos que dicho departamento representa. Por ello, es necesario tomar el valor absoluto de la resta (es decir, el número con signo positivo) para poder comparar ambas votaciones a nivel agregado. Quedando así:

 

Departamento

% Juan

% válidos

Diferencia absoluta

Departamento 1

50%

45%

5%

Departamento 2

20%

25%

5%

Departamento 3

20%

20%

0%

Departamento 4

10%

10%

0%

Total

100%

100%

10%

 

 

Por último, es necesario dividir el total de la suma de todas las diferencias para obtener un indicador agregado de concentración. Es decir, sumar todas las diferencias obtenidas por cada departamento de Naranja, en sus resultados absolutos, y dividir dicha suma entre 2. Esto es necesario para respetar la escala de los números reales. Con ello, el resultado total y el indicador de concentración para Juan es el que sigue:

 

Departamento

Diferencia absoluta

Suma

Departamento 1

5%

5%

Departamento 2

5%

10%

Departamento 3

0%

10%

Departamento 4

0%

10%

Total

5%

10%

 

División entre 2

5%

Indicador de concentración

5%

 

 

Así pues, se dirá que Juan concentra un 5% de su votación total respecto a la distribución de los válidos. Con ello no se afirma más que Juan se “desvía” un 5% de la distribución natural de los votos, tomando un 5% extra de votos en el departamento 1, y dejando de percibir un 5% de votos en el departamento dos.

 

Con ello, pues, se tiene un panorama de cómo se distribuyen las votaciones de la circunscripción a nivel nacional, y con ello también se podría estimar el impacto de dicha votación en la actividad legislativa de cada congresista. Esto con el fin de estimar la representación que hay en la cámara alta colombiana: ¿es de carácter nacional, respetando un interés amplio? O, por el contrario, ¿sigue unos intereses geográficamente localizados al interior del país?

 

Respecto a los datos necesario, los resultados electorales fueron tomados de la página de la Registraduría Nacional (2018). Para esto se compararon los formatos E-24 y E-26, se transcribieron los datos de cada partido y candidato por municipio, y, finalmente, se agruparon en una base de datos a nivel desagregado por municipio y departamento. Esto con el fin de desarrollar el indicador de concentración y de distribución nacional por zona geográfica, para posteriormente compararlo con la votación de los congresistas. Por otro lado, la información relativa a la actividad legislativa fue obtenida de la base de datos de Congreso Visible (2020). En específico, se buscaron las autorías de los cinco congresistas durante la legislatura 2019-2020, y los proyectos en los que fueron coautores. La idea detrás de esta selección es que la actividad legislativa de cada congresista sea aquella en la que participó activamente en la presentación y defensa de una ley, entendiendo que en tal proceso plasmaron los intereses que realmente representan. Con ambos datos, el objetivo último del artículo será el de contrastar las zonas donde los congresistas obtienen su votación y los tipos de proyectos que presentan, y ver si hay alguna relación entre ambas variables para explicar el devenir de su actividad como representantes nacionales.

 

A partir de ello, el artículo será de la siguiente manera. En la primera sección se abordará la distribución de los votos válidos a nivel nacional, excluyendo los consulados y circunscripciones especiales (indígena y afro), y su distribución por departamento. Luego, se mostrará la votación de los cinco congresistas que obtuvieron el índice de concentración más alto desagregando a nivel departamental, como el indicador de concentración de sus votos. Finalmente, se hará un breve análisis de su actividad legislativa en términos de las autorías de los proyectos que presentaron en la anterior legislatura (2019-2020), evaluando si dichos proyectos corresponden con sus nichos de votación, o si, por el contrario, corresponden con un interés nacional más amplio.

 

Así las cosas, a continuación se presenta la distribución de los válidos a nivel nacional.

 

Distribución natural de los votos

 

La distribución de los válidos a nivel nacional, o distribución natural de los votos, se concentró principalmente en Bogotá D.C. (16.47%), Antioquia (11.71%) y Valle del Cauca (9.05%). En este sentido, estos tres departamentos suman el 37% de los votos válidos a nivel nacional, y, por lo tanto, deberían ser tres puntos fuertes de votación de todos los senadores para cumplir la idea de representación nacional. Ahora bien, ningún senador de esta muestra obtiene una cifra al menos cercana a tal distribución. Por el contrario, se presenta un patrón de un alto nivel de votación en otros departamentos que no tienen una cantidad de válidos tan alta a la par que obtienen una baja votación en los departamentos que representan la mayoría de los válidos. Así las cosas, a continuación se presenta el mapa de la distribución de los válidos nacionales.

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Votación por senador

 

En esta sección se tratará la votación de los cinco senadores con mayor concentración de sus votos, a saber y en orden del valor de su indicador: Fabián Castillo (86.57%), Laureano Acuña (86.43%), José Gnecco (85.86%), Miguel Barreto (85.85%) y Temístocles Ortega (84.69%).

 

Fabián Gerardo Castillo Suárez (Cambio Radical)

 

Este senador tiene un total de 86.58% de sus votos mal distribuidos, convirtiéndolo en el congresista con mayor puntuación en el indicador de concentración definido anteriormente. Al respecto, hay un factor que inciden plenamente en su votación para arrojar un número tan alto: el departamento del Magdalena. Es en dicha zona donde obtiene casi el 88% de su votación total, convirtiéndolo también en el senador con la votación más alta en esedepartamento, a pesar de que la cantidad de válidos que representa dicha zona es de apenas el 2.96% a nivel nacional. De tal manera que, se podría esperar que representara muy bien los intereses de este departamento. Adicionalmente, puntúa tan alto porque saca una baja votación en los tres lugares con mayor cantidad de válidos, a saber: Bogotá D.C., Antioquia y Valle del Cauca. Así las cosas, el segundo lugar de donde obtiene sus votos es Atlántico, pero la diferencia es abismal en comparación con Magdalena: apenas un 2.38% de toda su votación.

 

En resumen, Fabián Castillo tiene un gran músculo electoral en el Magdalena, pero tiene uno apenas existente en el resto del país y en los departamentos que más válidos representan. A continuación se presenta el mapa con la distribución porcentual de su votación por departamento y, posteriormente, el mapa que refleja el indicador arrojado por cada unidad departamental.

 


 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 


 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Sobre este último mapa vale la pena resaltar que los lugares donde el congresista obtiene una mayor puntuación en el indicador de concentración son: Magdalena, con un aumento del 42.05% respecto a los válidos; Bogotá, con 7.05% de votos menos de los esperados, y Antioquia, con una votación 5.67% más baja. Con ello se comprueba lo descrito anteriormente: se trata de una votación altamente concentrada en Magdalena, pero que deja de lado los otros departamentos.

 

Laureano Augusto Acuña Díaz (Conservador)

 

El caso de “El gato volador” Acuña es similar al de Fabián Castillo: un solo departamento ubicado en la Costa Atlántica es el que le da la fuerza para resultar electo al senado. No obstante, y a diferencia de Castillo, no es Magdalena el departamento que “desequilibra” su votación a nivel nacional, sino de Atlántico. Es en este departamento donde Laureano Acuña obtiene aproximadamente el 87% de sus votos, convirtiéndolo también en el congresista más votado en dicha zona. En orden de importancia, le sigue: Magdalena, con el 3.03% de su votación total, y Sucre, con el 2.46%. Como puede verse, se trata también de un senador con una fuerte base electoral en un departamento definido (Atlántico), pero que carece del músculo electoral en otros que le permitan obtener una votación al menos similar.

 

A partir de lo ya descrito, no resulta ilógico visualizar que tiene una cantidad considerable de votos faltantes en las mismas zonas que Castillo: Bogotá D.C., Antioquia y Valle del Cauca. Con ello, su indicador total de concentración es del 86.43%, siendo el segundo congresista con una mayor puntuación en dicho indicador, y siguiendo de cerca a las zonas en que Castillo no obtuvo la votación esperada. Con ello, a continuación se presentan los mapas relativos a su votación a nivel nacional, y a su concentración a nivel nacional.

Fuente:  elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 


 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018)

 

 

José Alfredo Gnecco Zuleta (Partido de la Unidad Nacional)

 

El indicador de concentración obtenido por el senador del Partido de la U es bastante significativo también: un 85,86% de sus votos a nivel nacional no siguieron el patrón esperado a partir de la distribución de los válidos. En este sentido, José Gnecco aparece como el congresista preponderante en términos absolutos, electoralmente hablando, en el departamento del Cesar. Es allí donde localiza el 79.34% de su votación a nivel nacional, y es también el congresista con la mayor votación en dicho departamento. De manera consecutiva, en términos de lo que representan en su votación le siguen los departamentos de La Guajira, con el 4.20%, y Magdalena, con el 3.45%. De este modo, Gnecco obtiene casi el 87% de sus votos solo en la costa, y pesa por su ausencia electoral en otros departamentos del país. A causa de esto su indicador de concentración es elevado. No solo porque al igual que Castillo y Acuña deja de lado los departamentos con mayor cantidad de válidos, sino que también obtiene una votación desmesurada en el Cesar aún cuando dicho departamento no representa más del 2.26% de los válidos a nivel nacional.

 

            Como último punto resulta interesante ver que los tres congresistas tratados hasta este punto (Castillo Suárez, Acuña Díaz y Gnecco Zuleta) concentran gran parte de su votación en la Costa Atlántica del país. Y, en específico, no comparten sus zonas electorales: Castillo tiene una votación elevada en el Magdalena, pero no en Atlántico o en Cesar. Del mismo modo, Acuña tiene un gran músculo electoral en Atlántico, pero se queda corto en Magdalena y Cesar. Y, asimismo, Gnecco obtiene la mayoría de su votación en Cesar, pero no en Magdalena o en Atlántico. Con ello, parecería haber una dinámica de mayor apropiación por parte de los senadores en el sentido de que tienen unos nichos electorales claramente definidos, y no parecen compartirlos entre sí. Sea el caso, a continuación se plasman los mapas respectivos de la votación y concentración de José Gnecco.

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Miguel Ángel Barreto Castillo (Conservador)

 

A partir de aquí los senadores se distancian (geográficamente) de la Costa Atlántica, y comienzan a aparecer otras regiones como preponderantes en su votación. En el caso de Miguel Barreto, se desplaza hasta el centro del país, específicamente a Tolima. Es en esta zona donde el congresista obtiene el 85.57% de su votación a nivel nacional, seguido por Bogotá D.C. (con el 3.53%) y, finalmente, por Huila (con el 2.39%). Así pues, en estos tres departamentos obtiene casi el 92% de su votación al Senado, considerando la clara preponderancia que adquiere Tolima en sus resultados.

 

No obstante, y siendo el mismo caso de los anteriores congresistas, Miguel Barreto obtiene la votación más alta por el departamento del Tolima, no obstante ser un departamento que solamente representa el 2.81% de los válidos a nivel nacional. Por ello, el puntaje que obtiene Barreto en el indicador agregado de concentración es de 85.85% de sus votos mal distribuidos a nivel nacional, siendo los departamentos que más aportan a este indicador los que siguen (en orden de importancia): Tolima, con 41.38% más de votos de los esperados; Bogotá D.C., con una votación 6.47% menor a la esperada, y, por último, Antioquia, con unos resultados un 5.41% disminuidos a comparación de los válidos a nivel nacional. A continuación se presentan los mapas respectivos de su votación y concentración por departamento.

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Temístocles Ortega Narváez

 

En último lugar se ubica Temístocles Ortega con un indicador de concentración de 84.69% de sus votos mal distribuidos. Al respecto, se puede ver algo interesante. Esto es, que también se desplaza de la Costa Atlántica, pero su votación tampoco se sitúa en el interior del país. Por el contrario, se encuentra focalizada en la Costa Pacífica y, en específico, en Cauca. Es allí donde el senador obtiene cerca del 86% de su votación a nivel nacional. Del mismo modo, le siguen los departamentos de Valle del Cauca, con un 4.19% de su votación total, y Bolívar, con un 1.91%. Cabe resaltar que, al igual que sus colegas, es el senador más votado en el departamento que representa la mayoría de su caudal electoral, y que también posee la misma falencia de músculo electoral respecto a otras zonas del país.

 

Es a causa de esto que su indicador de concentración es tan alto. Es decir, que obtiene aproximadamente el 86% de sus votos en Cauca, a pesar de que este departamento no signifique sino el 2.17% de los válidos a nivel nacional. Y, del mismo modo que los otros senadores analizados, deja de lado los departamentos con mayor cantidad de válidos en el territorio nacional: Bogotá D.C., donde obtiene una votación 7.75% más baja respecto de los válidos, y Antioquia, con un 5.72% de votos menores a los esperados. En esta lista no se encuentra Valle del Cauca porque se acerca más que sus colegas a cumplir con la cuota de votos esperada en dicho departamento: solamente se ubica en un 2.49% inferior respecto a los válidos de dicha zona. Por ello, también su indicador de concentración es más bajo que el de sus compañeros.

 

A continuación se plasman los mapas respectivos de este congresista divididos por su votación y concentración a nivel departamental.                     

           

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Fuente: elaboración propia con base en los datos de la Registraduría Nacional (2018).

 

Observaciones generales de la concentración de los votos.

 

En primer lugar, resulta llamativo el hecho de que la concentración de votos no es un fenómeno adjudicado a una unidad espacial o partido. Como ha sido descrito, este fenómeno existe tanto en la Costa Atlántica, la Costa Pacífica y en el interior del país. Del mismo modo, es transversal a los partidos: se encuentra desde el Conservador hasta el Partido de la U. Con ello, no se quiere afirmar sino que este es efectivamente un fenómeno presente en la política colombiana. Por ello, puede tratarse de un fenómeno incipiente que permea parejamente tanto a los congresistas como a sus partidos. En segundo término, resulta también interesante que estos senadores sean a la vez los congresistas con mayor votación en dichas zonas. Es decir, que obtengan más del 80% de sus votos en un solo departamento o conjunto de departamentos colindantes, tratándose así de un tipo específico de músculo electoral claramente definido. Por el contrario, pesa por su ausencia la capacidad de obtener votos en otros departamentos fuera de su área de influencia. Por nombrar un ejemplo, solamente Ortega Narváez es capaz de obtener una votación medianamente similar a la esperada en Valle del Cauca, uno de los departamentos con mayor cantidad de válidos a nivel nacional. No obstante, ninguno de los cinco congresistas tratados en el presente texto tiene una fuerte presencia en Bogotá D.C., departamento-distrito con mayor cantidad de válidos, o Antioquia, segundo departamento con mayor peso electoral en el país. Con ello, también se devela una dinámica regional donde el mensaje es que no es necesario tener un alcance nacional, como sí lo tiene la circunscripción del Senado, para ser senador.

 

Actividad legislativa por senador

 

Una vez remarcados estos puntos se procederá a tratar la actividad legislativa de cada congresista. Esta será abordada en el mismo orden en que fue expuesta su votación y concentración, y se procurará hacer un análisis somero de cada uno.

 

Fabián Castillo

 

En total, este congresista tuvo 41 autorías a lo largo de esta legislatura (Congreso Visible, 2020). De estas, 3 eran actos legislativos, y 38 proyectos de ley. Empero, solamente una de sus iniciativas fue sancionada como ley: la relativa al fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Salud.

 

En específico, al menos tres de estas iniciativas incidían de manera directa y única en su departamento de mayor votación: Magdalena. La primera de estas, con número 68/19 en Senado, tiene el carácter de vincular al municipio de Tenerife, Magdalena, a la celebración del bicentenario. En el presente momento fue publicada la ponencia para su segundo debate, con lo que aún sigue su tránsito legislativo. El segundo proyecto, también con un carácter de celebración y conmemoración, establecía un homenaje al juglar Juan Manuel Polo Cervantes, oriundo de Magdalena, en los 100 años de su nacimiento. No obstante, esta iniciativa resultó archivada a causa del cambio de legislatura, pero fue consignada con el número 184/18 de Senado. Por último, Castillo también presentó una propuesta de declarar a Ciénaga, Magdalena, como distrito turístico, agropecuario y portuario. Si bien esta iniciativa fue publicada con número 32/18 de Senado, fue archivada también por el cambio de legislatura.

 

Finalmente, en estos tres proyectos no se agota la actividad legislativa de Castillo. También fue artífice de proyectos nacionales como aquellos destinados a cambiar los impuestos departamentales y a oficiar su reestructuración administrativa y taxativa, cuyo alcance era mucho más amplio que el departamento donde obtuvo su mayor votación. Así pues, podría decirse que, en cierto modo, este senador procura una representación tanto regional como nacional. Regional, en tanto que tiene iniciativas dedicadas exclusivamente al departamento del que obtiene su caudal electoral. Pero, también nacional en tanto también presenta proyectos encaminados a un interés más general. Si bien podría afirmarse que estas iniciativas afectarían positivamente a Magdalena, también lo harían con las demás unidades territoriales del país. Por ello, no se centra exclusivamente en un representación del interés regional.

 

Laureano Acuña

 

Respecto a Acuña, este tuvo 9 autorías de iniciativa propia. De estas, 1 era de carácter de ley estatura, 1 de acto legislativo, y 7 de proyecto de ley. No obstante, y a diferencia de Castillo, ninguna de estas autorías beneficiaba directamente al departamento donde Acuña obtiene su mayor votación: Atlántico. Así, ninguna de sus iniciativas tocaba directamente a este departamento, sino que tenían un alcance mucho mayor. Por dar algunos ejemplos, la ley de protección de datos financieros a terceros países (con número 361/19 de Cámara y 53/18 de Senado), y el reconocimiento de hijos extramatrimoniales (número 41/18 de Senado). No obstante, solamente el proyecto que presentó relativo a los servicios financieros gratis (número 54/18 de Senado y 407/19 de Cámara) fue aprobado.

En suma, ninguna de las iniciativas de Laureano Acuña afectaba directamente al departamento que representa su mayor votación, con lo que parece que procura una representación de alcance mucho más nacional.

 

José Gnecco

 

La actividad de José Gnecco estuvo definida en 7 autorías. Al respecto, 2 de estas fueron proyectos de acto legislativo, y 5 proyectos de ley. No obstante, todas las autorías fueron desechadas por el cambio de legislatura o por acumulación de proyectos.

 

Al respecto, ninguna de las iniciativas de Gnecco beneficiaría directamente a su nicho regional: Cesar. Por ejemplo, el proyecto relativo al derecho de la alimentación (número 36/19 de Senado) o las curules para los jóvenes (número 26/18 de Senado) tendrían un alcance mucho más general, con lo que no habría tal representación regional. En dado caso, solo el proyecto relativo al régimen especial para los Institutos de Fomento y Desarrollo Regional podrían beneficiar al Cesar pero, de nuevo, en un marco mucho más amplio en que se verían beneficiados los otros institutos del país (número 258/18 de Cámara). Por ello, parecería que la actividad legislativa adelantada por Gnecco buscara una representación mucho más nacional que regional.

 

Miguel Barreto

 

En suma, Miguel Barreto tuvo 15 autorías en la pasada legislatura. Estas se dividieron como sigue: 2 proyectos de acto legislativo, 2 proyectos de ley estatutaria, y 11 proyectos de ley. Finalmente, solamente una de estas iniciativas tuvo un trámite exitoso: la relativa a los servicios financieros gratuitos, presentada en compañía de Laureano Acuña, con número 54/18 de Cámara y 407/19 de Senado que fue sancionada como ley.

  

Si bien la mayoría de su actividad como senador corresponde con un interés más amplio, cuyo principio puede verse plasmado en autorías como las de los servicios financieros y crediticios, Barreto también adelanta una agenda regional claramente demarcada. En específico, sobre la zona en que obtiene la mayoría de sus votos: Tolima. Respecto a este departamento el senador adelantó un proyecto de ley que beneficiaba únicamente a esta unidad territorial al convertirla en parte del Régimen de Tributación Especial de la Zona Económica y Social Especial (ZESE). Si bien este proyecto, con número 324/20 de Cámara, fue retirado por el autor mismo, deja entrever que Barreto funge como representante nacional y regional. Con ello, su condición se asemeja a la de Fabián Castillo: presenta proyectos que tienen como público objetivo un amplio sector nacional, y, a la par, presenta proyectos que tienen como público objetivo al departamento donde tiene un gran músculo electoral. Con ello, parecería que adelanta dos agendas que podrían llegar a ser contrarias: una nacional, donde responde a los intereses mismos de la circunscripción de Senado, y una regional, donde responde a unos intereses más electorales y delimitados.

 

Temístocles Ortega

 

Finalmente, Ortega tuvo un total de 46 autorías. De estas, 5 se correspondían con proyectos acto legislativo, y 41 con proyectos de ley. Asimismo, solo 4 de estas iniciativas continúan con su trámite por el Congreso, siendo las otras o bien archivadas en plenaria o por el cambio de legislatura, o bien retiradas por el autor.

 

En específico, el caso de Ortega Narváez es particular: es el únicos de los cinco senadores electos para esta muestra que no presenta proyectos para su nicho electoral (Cauca) sino que presenta proyectos para otros departamentos donde no obtiene una votación tan alta. Ejemplos de esto son el relativo a la adjudicación de Leticia, Amazonas, con el título de Distrito Turístico, Portuario, Ambiental y Cultural (número 176/18 de Senado). Otro ejemplo es el de la también adjudicación al municipio de Girardot, Cundinamarca, como distrito especial, turístico y cultural (número 16/19 de Senado). En este sentido, no pareciera lógico que presentara este tipo de autorías si se tratara de representar un interés regional en términos electorales, considerando que son departamentos que apenas le aportan un 1.5% de su votación a nivel nacional. Con ello, la actividad legislativa de Narváez es una incógnita.

 

Por último, su actividad legislativa tampoco se agota aquí: también presenta proyectos con un carácter mucho más nacional. Por ejemplo, el relativo al régimen especial para los Institutos de Fomento y Desarrollo Regional (número 258/18 de Cámara) que beneficia a todas estas entidades a lo largo del país, o la iniciativa de crear las Autoridades Portuarias Regionales (número 364/19 de Cámara). Así, Temístocles Ortega también procura tener una representación de intereses mucho más nacional, fungiendo a la vez como representante regional de determinadas unidades territoriales (como el departamento de Amazonas).

 

Conclusión

 

En el presente artículo se ha abordado la votación de 5 senadores electos a la cámara alta colombiana en 2018. Al respecto, se ha planteado un indicador de concentración de votos que mide el porcentaje de votos mal distribuidos por congresista respecto a los votos válidos nacionales. A partir de esto se ha buscado contrastar cada nicho electoral donde un congresista obtuvo una alta votación respecto a la actividad legislativa que ha adelantado, demostrada en las autorías que ha presentado a lo largo de la legislatura pasada.

 

Como indicio se ha hallado que hay algunos congresistas que fungen como representantes nacionales y locales. Es decir, que, aunque se ubiquen en una cámara donde el interés nacional debería ser primordial en su actividad, también adelantan agendas legislativas enfocadas en nichos departamentales claramente definidos. Con ello, se podría hablar de una representación bifocal: por un lado, nacional, y, por el otro, regional. Si bien esta última es la función de la Cámara de Representantes, pareciera que también los senadores se apropian de algunas de las zonas donde tienen un electorado grande, y que las representaran al adelantar iniciativas que buscan un beneficio solo para esa unidad territorial. No obstante, este no es un patrón repetitivo en todos los senadores de la muestra, con lo que es necesario continuar adelantando investigaciones al respecto para entender la relación entre la cámara alta colombiana y el electorado regional que representan algunos congresistas.

Referencias

Congreso Visible (2020). Proyectos de ley. Universidad de los Andes. Recuperado de https://congresovisible.uniandes.edu.co/proyectos-de-ley/

Registraduría Nacional (2018). Escrutinio Congreso 2018. Recuperado de http://elecciones1.registraduria.gov.co/esc_cong_2018/